Teoría Del Borde

Cuando establecemos relaciones con el medioambiente, claramente estamos interactuando con múltiples factores y actores. Los mismos están definidos en escalas y fluctuaciones energéticas zonificadas para su entendimiento práctico; según Bill Mollison: estas “zonas son una conveniencia, una manera abstracta de manejar las distancias”, aunque claramente las mismas pueden traslaparse e incluso modificar el modelo; lo que implicaría un rediseño del espacio y sus relaciones.

Teoria Del Borde Extremo u orilla permacultura transicion

Las relaciones interacciones & abordadas por Mollison, son expresamente funcionales y manifestan un sentido casi geométrico que convierte en formulas “infalibles” de diseño, a ser replicadas en cualquier tiempo, espacio y lugar con sus respectivas ecuaciones. Aunque, debemos reconocer que deja abierta una brecha considerable ante la naturaleza humana y en los temas económico y políticos no puede reducirse a cálculos matemáticos, sino buebusca un equilibrio basado en un reconocimiento de la finitud de los recursos (espaciales, materiales, medioambientales, sociales, etc.), y llama a tomar conciencia de esto y ofrece posibles respuestas que define como: El Efecto de Borde.

Significado de Borde: Extremo u orilla. Dicese de la planta no injerta ni cultivada.

El Efecto Borde “es la interface entre dos medios…”, un área, un lugar de encuentro de especies, clima, suelos, etc. En condiciones naturales o artificiales. “Son sitios de ecología variada”. Abordamos el tema del Efecto Borde, porque creemos que es donde se debe traba-ar para desarrollar la idea del descenso creativo  y abrir un camino más allá de la Permacultura! La Transición.

Claramente Mollison B. habla del efecto borde para mostrarnos que más allá del diseño existe una parte que no podríamos controlar, sino meramente observar y aprovechar, aunque expresa que el incrementar este efecto beneficiaría en sobre manera la productividad de la comunidad. En este punto queremos recalcar que la comunidad está inmersa y lucha constantemente en los bordes difusos de la posmodernidad. Establecemos que los mismos son tantos y tan complejos que no podríamos sino sólo atisbar posibles teorías y prácticas cuasi evolutivas de la cuestión comunitaria con respecto a la tierra y su relación con la sociedad.

Esto nos conduce a la idea que Mollison B. define como Borde-Límite: es una red que actúa como una coladera para atrapar energías y/o materiales; y de donde definiremos nuestra tesis: El Efecto Borde es el paso obligado de la Permacultura hacia la transición.

Esta red (Borde) que según entendemos, es donde se realizan las más ricas transacciones de índole productivo sin intervención humana aparente; queda de alguna manera sobrepuesta a la idea de asumirla como parte del diseño zonificado y he ahí la brecha, no toma en cuenta las relaciones humanas y sus posibles conexiones (solo prevé tipos de relacionamiento en economía colaborativa, trabajo productivo y el retorno a la tierra). El borde entre comunidades naturales, por decir plantas, animales y tierra, está definido de manera indeterminada por ciertas características físicas y ambientales, pero los mismos bordes, entre comunidades humanas son también ricos y diversos.

David Holmgren, en su libro La esencia de la Permacultura aborda de manera diferente el tema y se plantea una visión crítica del desarrollo de este sistema de diseño y sus principios, y en especial sobre la organización humana y sus “estructuras invisibles en la enseñanza de la Permacultura”. Nos dice que “la Permacultura es también una red de individuos, y grupos que extienden soluciones de diseño permacultural…” y además nos habla del “diseño de comunidades intencionales”. Entramos en factores sino alejados a las ecuaciones de B. Mollison, al menos novedosos y creativos, porque se toma a esa red que habíamos llamado Borde-Límite, ahora con conciencia práctica sobre sus relacionamientos comunitarios y, además es extremadamente interesante la postura sobre la “naturaleza política radical de la agenda de Permacultura”.

D. Holmgren, define ese Borde como un sistema o medio donde ocurren los eventos más interesantes, y que diseñarlo como una oportunidad nos brinda posibilidades de éxito. Así escribe sobre el compromiso de la Permacultura para la creación de una nueva biodiversidad regional partiendo de la naturaleza y la cultura heredada.

Efectivamente, Holmgren, habla de manera consciente sobre las limitaciones y posibilidades de la Permacultura, aún sin darse cuenta o sí, ha traspasado el término. Planteando un tema recurrente en la literatura medioambientalista: el pico del petróleo y el descenso acelerado de su producción.

La sociedad industrial está en crisis. El capitalismo se reproduce de manera acelerada y su endogamia produce engendros que destruyen las relaciones sociales y sus interacciones con el medioambiente; claramente se puede apreciar “las señales de este proceso o crisis en el creciente número de marginalidad, ampliación de la frontera agrícola, contaminación del agua y el aire, destrucción de la capa de ozono, guerras por petróleo, hambre, subida de precios, desigualdad, pobreza, violencia, etc. ” como nos dice Arturo Ruf en su exposición Desde la Permacultura hacia la Transición (2014).

Ante este panorama nos quedan algunos caminos, que claramente Ruf define como:  “Los posibles futuros” y se refiere a que estamos en el momento justo de la Cultura de Clímax (hemos llegado al momento critico) y nos queda pensar y actuar para definir nuestro futuro. Para eso tenemos cuatro posibilidades, mientras la capacidad de carga del planeta está en descenso constante:

  1.  Tecnología y ciencia.-  propone confiar en que los avances científicos y tecnológicos nos salvarán de la crisis. (autos voladores, edificios inteligentes, automatización de todas las relaciones humanas y productivas, internet y tecnología virtual).
  2. La Utopia verde.– esta se refiere a la idílica idea de un cambio hacia la sustentabilidad por parte del conjunto de la sociedad, todos viviendo en armonía en ecoaldeas y pueblos verdes, una toma de conciencia rápida e indolora (rememorando el sueño Hippie).
  3. El Apocalipsis.-  caída en picada de todos los sistemas, guerras, hambre, sequía, y por lo tanto la extinción de la raza humana.
  4. Descenso creativo (Cultura de transición).- Esta última, acompaña el descenso de la capacidad de carga del planeta y se basa en tomar responsabilidad modificando nuestro comportamiento, paso a paso hacia la transición. (Consumo responsable, economía colaborativa, cuidar al otro, cultivar, comida consciente, cuidado del agua, cuidado de la tierra, etc.)

 

Conclusión.-

La realidad que nos conduce a pensar que la Permacultura ha sido traspasada, está claramente demostrada y sólo queda repensar o reorientar el conjunto de técnicas y conceptos (políticos, ambientales y filosóficos) hacia una visión menos técnica y sí más antropológica y sociológica. Es decir, construir bordes ya no limitados por la producción de alimentos y cierto tipo relacionamiento económico y social, sino promover fluctuantes relaciones intercomunitarias y medioambientales.

“Crear abundancia” dice Tierra Martínez, bajo las ideas que Mollison y Holmgren nos han presentado: Cuidar la tierra, cuidar a las personas, repartición justa y distribución de los excedentes. Con estos preceptos lograremos encarar el descenso creativo, porque es desde el borde que se debe trabajar para lograr una o muchas sociedades igualitarias y creadoras de abundancia. ¿Cómo? Se preguntarán, pues así: no se puede cuidar la tierra, solos y separados, entonces tenemos que unirnos en la diversidad y luchar por conseguir armonía y bienestar, para eso debemos tomar conciencia de la realidad. Una vez hayamos logrado eso, lo demás será más claro pero no menos conflictivo (no olvidemos que las sociedades diversas, tienen intereses diversos y por lo tanto medios y fines diferentes) he ahí, donde la toma de conciencia y ejemplo de borde-límite cambia hacia lo que hemos denominado Borde-encuentro. 

El Borde-encuentro es para nosotros esa red de interacciones energéticas, políticas, filosóficas, económicas, sociales, ambientales que apuntan hacia la Cultura de transición. Una forma creativa de encarar los retos medioambientales y sociales en el ocaso del capitalismo. Una tendencia a “encontrar formas de reparar el concepto de comunidad y reconstruir nuestra fragmentada sociedad” como nos dice Graham Burnet.

El Borde es sólo el comienzo.

Salud y libertad. 

 

Juan Marcelo CastroJuan Marcelo Castro 
Movimiento Bicicultura Bolivia
Pedaleando hacia la transición 

29/03/2015

Twitter
https://twitter.com/jmarcelocastrom

Facebook
https://www.facebook.com/marcelocastromelgar

 

Anuncios

One thought on “Teoría Del Borde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s